viernes, junio 09, 2006

La Marcha De Los Pinguinos


La anécdota de este premiado documental es simple: a fines del verano boreal, una bandada de pinguinos emperadores comienza una larga marcha hacia el interior del polo sur, en busca de un lugar seguro en el cual aparearse y empollar a su único huevo. Durante este período, vemos los cortejos de apareamiento, los intentos fallidos de algunas parejas que no saben como protejer a sus huevos, terminando éstos a merced de la inclemencia del clima antártico, el nacimiento de los polluelos, y la coordinación entre el macho y la hembra para empollar primero y luego turnarse para ir a alimentarse y criar a su polluelo, en una serie de largas marchas hacia y desde el mar.
Con indudables méritos cinematográficos, como la fotografía, que recrea con gran acierto el paisaje antártico y las durísimas condiciones que deben enfrentar las aves en su lucha por reproducirse, posee también una interesante banda sonora que, sin embargo, sirve más como telón de fondo que música incidental. Notables son los planos abiertos que muestran a las aves caminando en medio del paisaje de hielo, y los episodios que los muestran soportando las ventiscas en pleno invierno, y la coordinación que muestran para aprovechar el calor de sus cuerpos.
Las fallas de la pelicula están a nivel de narración, por un lado, y en el tono que el director quiso dar a la obra. En su afán por hacer una obra coral, es decir, centrándose en la lucha grupal de las aves, se echa de menos una visión más individual, que se hubiera centrado en las vicisitudes de una pareja de pinguinos y sus éxitos o fracasos durante el viaje, que hubiera añadido algo más de variedad a una narración que a ratos resulta algo plana. Por otro lado, hay una tendencia a mostrar a las aves en situaciones que los harían "parecerse" a los seres humanos, lo que le otorga un carácter condescendiente a la obra, no dejando que las imágenes hablen por sí mismas y apoyándose una narración en off que sólo contribuye a aumentar esta sensación de excesiva complacencia. En resumen, una obra que en el plano visual funciona muy bien, no así en cuanto a lo que el espectador pide de un documental de esta clase, y que tan bien funciona en otra pelicula del mismo género: "La Migración Alada", del 2001. No era necesario demostrar que los pinguinos emperadores tienen valores que supuestamente nos faltan, o que los tienen en mucho mayor medida que nosotros. No creo verdaderamente que los pinguinos tengan tiempo de preocuparse de tales valores. Ya tienen bastante con sobrevivir antes de echarles otro peso encima a sus de por sí atribuladas existencias. De todas maneras, "La Marcha de Los Pinguinos" es una obra interesante de ver, como no sea desde un punto de vista puramente estético. Sobre su aporte al género de documentales sobre la fauna, hay mejores obras y que no caen en la tentación de mostrar metáforas de dudoso valor sobre la "humanidad" de los animales.

15 comentarios:

Sangre Ácida dijo...

Que bueno tenerte de vuelta por acá en los blogs. La marcha de los pingüinos es un hermoso documental, pero que a mi juicio no aporta nada nuevo en cuanto a la narrativa y la temática.
Aún así es recomendable, sobre todo para quienes se inician en esto de los documentales.
Saludos desde mi antro virtual.

ANIMITA dijo...

Me gustó mucho el documental, aunque claro, cae en el sentimentalismo.
Me gustó también tu blog, aunque tu foto me dio susto, jajajaja, así que no la agrandé.

volveré a penarte. Saludos de ultratumba.

Rodrigo C. dijo...

Hola ....
No he visto este documental, porque simplemente ya he visto otros (como 3) del tema de los pingûinos emperadores. Una de las cosas que falta señalar, es que los pingûinos emperadores no están 100% adaptados a su entorno y que los naturalistas en realidad no saben porque rayos se fueron a vivir en un lugar que los mata (literalmente).
No quiero verla, porque la historia me da mucha pena, solo viven para luchar por llegar al día siguiente, nada mas, en un ambiente desolado cuyo paisaje no cambia, ni da tregua. La verdad me sofoca.
Eso.

Neblina dijo...

Queridísimo:

¡Que rico tenerte de vuelta!, se te echaba harto de menos por estos lados. De momento, no he visto el documental pero si he oído bastante acerca del mismo, lo buscaré pronto cuando vaya de nuevo al Blockbuster.

Según lo poco que me he podido documentar por la revista “National Geographic” concuerdo con lo que dice “Rodrigo C”: solo viven para luchar por llegar al día siguiente, nada más, en un ambiente desolado cuyo paisaje no cambia, ni da tregua. En mi opinión personal, muchos de los seres humanos vivimos en condiciones similares, a diferencia de los pingüinos que viven así por instinto, nosotros podemos estar descontentos y migrar si es que no nos complace nuestro alrededor.

Bueno, como siempre yo buscándole la quinta pata al gato. (Tu sabes... mis voladas) ¿O será que a veces veo más allá de lo evidente? Ja,ja,ja,ja.

Cuídate mucho, cariños y nos estamos visitando.

Raphaela dijo...

Primera vez que entro a tus páginas y prefiero emitir mi juicio...
(degustaré con más semblante tus otros escritos)
No soy eufemista, pero creo que tienes un conocimiento único en tus palabras y eso es muy destacable entre congéneres...
Me gusta ver pasión,
Y un exquisito vagaje en las artes...

Sangre Ácida dijo...

¿Qué le pasa animita? Na' de andar asustándose con mi amigo, que es muy buena gente.

Carolina.Mosso dijo...

Qué bueno "leerte" de vuelta.
Interesante post sobre el documental. Seguiré leyendo...

Salu2,
C.

Ligeia dijo...

Los documentales son algo atrapante, ciertamente este era algo conmovedor, la temática y captura ideática no eran algo sencillo, pero la ilustración tenía un maravilloso fondo de contraste...

ANIMITA dijo...

Hola señor Black.
Se puso flojo con el blog, los pinguinos ya van de vuelta.

Saludos paranormales.

*Blue*Princess* dijo...

documental chulisimo!!!

Papelucho dijo...

Bueno, antes de que se me borrara el post (maldita maquina!) te decia que es un blog muy lindo y que ojalá muchos dias de estos y que los pinguinos me tienen hasta la coronilla y que hay otros documentales maravillosos sobre nuestros emplumados amigos, como dice la chica deun programa de cine de cuyo nmbre no quiero acordarme. No debo.
Un saludo afectuoso
Sebastian Piñera

Laura Marina dijo...

Roberto C. :Para empezar como puedes opinar si no has visto el documental. Mira yo no se mucho de cine ni de documentales, pero soy bióloga y lo que te puedo decir es que deberías considerar los principios de ecología en cuanto a la abundancia y distribución de las especies. No estaría mal que echaras un vistazo a libros de ecología, biogeografía, evolución, fisiología, genética de poblaciones etc. Nuestro planeta es un sistema viviente DINÁMICO y la Antártida no es la excepción, y si esta especie se encuantra en ese lugar (que NO los mata) es por que miles de años de avolución dictaron ese curso en la historia de la vida en la Tierra y sólo así ellos realizan su función biológica logrando el aquilibrio que sustenta la vida en la Tierra. OK?

Laura Marina dijo...

Roberto C. :Para empezar como puedes opinar si no has visto el documental. Mira yo no se mucho de cine ni de documentales, pero soy bióloga y lo que te puedo decir es que deberías considerar los principios de ecología en cuanto a la abundancia y distribución de las especies. No estaría mal que echaras un vistazo a libros de ecología, biogeografía, evolución, fisiología, genética de poblaciones etc. Nuestro planeta es un sistema viviente DINÁMICO aún en la Antártida, y si esta especie se encuantra en ese lugar (que NO los mata) es por que miles de años de avolución dictaron ese curso en la historia de la vida en la Tierra y sólo así ellos realizan su función biológica logrando el aqeuilibrio que sustenta la vida en la Tierra. Y claro que tienn que estar 100% adapatados a su entorno, para que una especie no se extinga debe tener eficiencia biológica lo que implica éxito en sus capacidades de adaptación, sobrevivencia y reproducción, y está claro que esta especie aún no se extingue.OK?

Rocio dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Laura Marina.
Independientemente de que si es bueno o malo el documental (que ya lo vi claro que me gustó) lo que no me parece son los comentarios negativos sobre los Pingüinos, creo que llegan a tener más valores que los humanos mismos con el simple echo que no se matan entre si, no contaminan su ambiente, estan 100% comprometidos con su pareja, un alto sentido de la responsablidad, la unión y miles de caracteristicas más, son dignos de admirarse.

Anónimo dijo...

holas hestubo supr la marcha de los pinguinospor q me puso muy tristona da pena pero es super aun es recomendable porq algunos resien cominsan el documental les digo q esta de lo uno